ESPAÑA ::: VALENCIA ::: cuando se instala el autoritarismo

Jóvenes asaltados por policías mientras volvían de ejercer sú derecho a manifestarse 

Cuando el Estado se apropia de la violencia como un instrumento legal y cotidiano de control , es precisamente  cuando “el sistema´´ esta fuera de constrol.

Tres jóvenes, uno de 24 años, su amiga de 18 y su novio de 22, regresaban de la manifestación de Valencia, cuando ya se había disuelto la concentración ante la sede del PP. Caminaban por la avenida de Fernando el Católico, cuando tres furgones de la policía se les han acercado, han bajado un grupo de antidisturbios armados con porras, les han tirado encima y les han pegado. Sin ningún motivo. Uno de ellos, LCP, que esconde el nombre y algunos datos más por miedo, ha explicado a VilaWeb, desde el hospital donde la atendían, como ha sido la agresión. Está asustado, pero asegura que no parará de manifestarse contra la violencia que él mismo ha sufrido anoche.

‘Yo soy estudiante y el día de mañana quiero tener trabajo. Me parece una aberración esto que ha pasado estos días, y he ido a la manifestación a defender lo que creo. Éramos mucha gente. El día antes ya pasó que, después de la manifestación, había furgones de la policía buscando gente muy tarde, por la noche. Y sabía que hoy podrían dejar ir a los antidisturbios a buscar manifestantes.

Volvíamos de la manifestación, yo andaba con una amiga y su novio por la avenida Fernando el Católico, se han acercado unos furgones de la policía y han empezado a ir lentos, han abierto las puertas, hemos visto que los agentes iban armados con porras y nos hemos asustado. Hemos empezado a correr, nos han perseguido y nos han placado a los tres. A mí me han me han lanzado primero en el suelo y luego contra la pared, pero no de aquella manera que ponen contra la pared alguien que registran, sino que me han lanzado. Y me han empezado a pegar. Eran seis o siete contra mí. Me han pegado a los testículos y en la boca, me han abierto el labio, y en las costillas finalmente no tengo nada roto, pero me hacen mucho daño al respirar. Y patadas, muchas patadas. Además, llevo un jersey con capucha, y me han tapado la cara con la capucha, no podía respirar, gritaba porque me dejaran ir, estaba muy nervioso, gritaba que yo no había hecho nada, gritaba que yo era estudiante. Y ahora estoy muy asustado.

A mis compañeros les han agredido, pero no tanto como a mí. No sé por qué, quizá porque yo me he puesto muy nervioso. A mi amigo también lo han pegado, y le han robado un zapato y el móvil. Y a ella la han cogido por los brazos y por las muñecas para que no se moviera. Sólo tiene dieciocho años, no sé cómo se pueden atreverse.

Después han llamado una ambulancia, que me quería llevar al Clínico. Pero me he negado, después de haber oído que la policía había entrado y que cogía los informes médicos de los heridos que salían de este hospital. Y he ido a otro hospital.

Pondremos una denuncia en el juzgado de guardia, pero mañana. Porque ahora estoy muy asustado y me duele todo el cuerpo. Quiero llegar a casa y comer algo. Pero esto no quedará sin denunciar, y aunque me hayan pegado, me manifestaré cada día porque no hay derecho. ‘

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s