ESPAÑA ::: VALENCIA ::: 12M

gif VIDEO

todos y todas a las calles : el presente es nuestro

El Sabado 12 de Mayo , cuando llegamos a la Plaza del Ayuntamiento volvimos a perder el miedo, volvimos a desbordar sus expectativas, haciendo prevalecer nuestra fuerza colectiva por encima de prohibiciones , normas estúpidas y autoritarismos  políticos de turno. Los de siempre, y como siempre, intentaron controlar la protesta y acotarla a los límites negociados (impuestos) por las instituciones, pero se quedaron solos con su discurso mientras la gente tomaba por la fuerza y volvía hacer suya la Plaza. Otra vez tomamos el control de nuestras vidas y por eso chillamos “Revolución, revolución”.

Que caiguen més tanques, que ningú ens pare
 
Ahir ens vam tornar a veure en els carrers. Com fa un any, com hem estant fent a les places, com vam fer en la Primavera Valenciana. Els carrers del centre tornaven a ser nostres, i aquesta vegada o  vam fer de manera contundent. Al pas de la manifestació es podia veure bancs, multinacionals i edificis institucionals com el TSJV atacats per ous, cartells i pintades que assenyalaven qui són l’enemic a combatre.
 
Ahir quan vam aplegar a la Plaça de l’Ajuntament vam tornar a perdre la por, vam tornar a desbordar les seues expectatives, fent prevaldre la nostra força col·lectiva per damunt de prohibicions i normes estúpides. Els de sempre, i com sempre, van intentar controlar la protesta i acotar-la als límits negociats (imposats) per les institucions, però es van quedar a soles amb els seu discurs mentre la gent prenia per la força i tornava fer seua la Plaça. Un altra vegada vam prendre el control de les nostres vides i per això cridarem “Revolució, revolució”.
 
L’estratègia política i policial va ser tota una sorpresa ja que en cap moment van intervindre a pesar de que s’estava desmuntant tot un símbol de poder en València, una mascletà. Tot i així li vam retornar a la policia cada desnonament, fent-los fora de la Plaça capbaix i ocupant-la de nou.
 
El problema és que la confusió i la por van donar a lloc a afirmacions de tot tipus. Però no siguem infantils ni paranoics, la mascletà no era una farsa, (recordem que un petard li va rebentar la mà a un fotògraf) ni tampoc era una estratègia perfectament controlada per a criminalitzar-nos. La mascletà era un vacil·le, un fatxenderia com a les que ens té acostumats Rita Barberà, acostumada a unes protestes passives  que són les majoritàries en aquesta ciutat podrida. I per això més que mai, ens tenim que sentir orgullosos i orgulloses; vam desbordar els seus esquemes, vam prendre la iniciativa de desobeir col·lectivament i vam tornar a demostrar que quan volem som imparables.
 
Que no ens enganyen, ni ens lleven el mèrit. El Poder és dur, però no omnipresent ni ho té tot controlat. Si ens votem els esquemes i passem a l’acció som més forts i aquesta té que ser la línia que marque el nostre camí: la subversió de les seues normes, el carrer com a espai de trobada i de lluita i l’acció directa com a forma d’alliberament. Ja està bé de pensar-nos els dèbils, nosaltres tenim la força i podem fer-los retrocedir.
 
Aquesta matinada han desallotjat la Plaça aprofitant que ja no quedava molta gent. Lluny del debat de si una Acampada és positiva o negativa en el que tenim que estar d’acord és en que Ells no ens volen als carrers, molestem i per això hui més que mai tenim que tornar a les places.
 
Som una imatge de futur! Els carrers són nostres! 
————————————————————————-
 
Que caigan más vallas, que nadie nos pare


Ayer nos volvimos a ver en las calles. Cómo hace un año, cómo hemos estando haciendo en las plazas, como hicimos en la Primavera Valenciana. Las calles del centro volvían a ser nuestras, y esta vez lo hicimos de manera contundente. Al paso de la manifestación se podía ver bancos, multinacionales y edificios institucionales como el TSJV atacados por huevos, carteles y pintadas que señalaban quién son el enemigo a combatir.

Ayer cuando llegamos a la Plaza del Ayuntamiento volvimos a perder el miedo, volvimos a desbordar sus expectativas, haciendo prevalecer nuestra fuerza colectiva por encima de prohibiciones y normas estúpidas. Los de siempre, y como siempre, intentaron controlar la protesta y acotarla a los límites negociados (impuestos) por las instituciones, pero se quedaron solos con su discurso mientras la gente tomaba por la fuerza y volvía hacer suya la Plaza. Otra vez tomamos el control de nuestras vidas y por eso chillamos “Revolución, revolución”.

La estrategia política y policial fue toda una sorpresa puesto que en ningún momento intervinieron a pesar de que se estaba desmontando todo un símbolo de poder en Valencia, una mascletà. Eso sí, le devolvimos a la policía cada desahucio, echándolos de la Plaza cabizbajos y ocupándola de nuevo.

El problema es que la confusión y el miedo dieron a lugar a afirmaciones de todo tipo. Pero no seamos infantiles ni paranoicos, la mascletà no era una farsa, (recordemos que un petardo le reventó la mano a un fotógrafo) ni tampoco era una estrategia perfectamente controlada para criminalizarnos. La mascletà era un vacile, una chulería como las que nos tiene acostumbrados Rita Barberà, acostumbrada a unas protestas pasivas que son las mayoritarias en esta ciudad podrida. Y por eso más que nunca, nos tenemos que sentir orgullosos y orgullosas; desbordamos sus esquemas, tomamos la iniciativa de desobedecer colectivamente y volvimos a demostrar que cuando queremos somos imparables.

Que no nos engañan, ni nos quiten el mérito. El Poder es duro, pero no omnipresente ni lo tiene todo controlado. Si nos votamos los esquemas y pasamos a la acción somos más fuertes y esta tiene que ser la línea que marque nuestro camino: la subversión de sus normas, la calle como espacio de encuentro y de lucha y la acción directa como forma de liberación. Ya está bien de creernos los débiles, nosotros tenemos la fuerza y podemos hacerlos retroceder.

Esta madrugada han desalojado la Plaza aprovechando que ya no quedaba mucha gente. Lejos del debate de si una Acampada es positiva o negativa en lo que tenemos que estar de acuerdo es en que Ellos no nos quieren en las calles, molestamos y por eso hoy más que nunca tenemos que volver a tomar las plazas.

Somos una imagen de futuro! Las calles son nuestras! 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s