La solidaridad con Can Vies desborda el centro de Barcelona

Miles de personas se han manifestado hoy en Barcelona para rechazar el desalojo de Can Vies y la represión de las protestas de los últimos días en el barrio de Sants.

Una vez se ha adentrado en el Raval no se veía ni el inicio ni el final de la manifestación ROBERT BONET

“Desde la periferia de Barcelona está viviendo con mucha intensidad la movilización por Can Vies, porque es un referente del movimiento okupa, juvenil, estudiantil y feminista …. lo vivimos muy a flor de piel”, explicaba en Pol, que acababa de llegar con la columna de Huerta. “Hemos salido 25 personas y hemos llegado aquí cientos: estamos haciendo concentraciones y caceroladas diarias y mucha gente del barrio, de todas las edades, simpatiza con la protesta”, añadía.

“Si Can Vies va a tierra, todos en pie de guerra”, y la exigencia de libertad sin cargos para todos los detenidos han sido los gritos más sentidos a la protesta, y también se sentían consignas como “Violencia es no llegar a final de mes “o” Trias, escucha, esto es una revuelta “.

Pablo Guerra, del colectivo de Can Vies, no ocultaba su emoción con la respuesta: “Han venido miles de personas, y muchas más que han salido a repicar cacerolas. Ahora a seguir trabajando para reconstruir el espacio y recuperar la vida social, política y cultural que teníamos hasta ahora. Queremos que nos dejen en paz el distrito y el Ayuntamiento “. El colectivo reclama la dimisión de Xavier Trias, alcalde de Barcelona y del regidor de Santos, Jordi Martí. “Lunes hicieron una salvajada y cada día que pasa queda más claro. Es cínico que hablen de diálogo después de desalojar y empezar a derribar el espacio “. Can Vies también reclama la libertad inmediata y sin cargos de todos los detenidos y la paralización de los procedimientos judiciales abiertos contra los espacios ocupados de la ciudad.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), Lluís Rabell, también ha participado en la protesta y ha defendido el modelo de movilización de este sábado por la mañana “que ha permitido que todo el vecindario se sume” a el inicio de la reconstrucción del centro social. “Hay que seguir presionando el ayuntamiento en todos los ámbitos para defender que lo que parece una frágil tregua se mantenga y que Can Vies se pueda consolidar: la movilización ha abierto una ventana de oportunidad conquistada con la lucha y hay que aprovecharla”. Rabell ha denunciado las “llamadas incendiarias” del concejal del PP Alberto Fernández Díaz, que hoy ha pedido el derribo de Can Vies “para evitar que se convierta en un mausoleo de los antisistema”. El presidente de la federación vecinal le ha acusado de “querer una situación de caos para justificar la mano dura … y si es de Madrid mejor”.

En la protesta han participado también los familiares de Sergi Rubí, de 30 años, uno de los dos detenidos para los que el juez ha impuesto prisión preventiva. “Ha sido una detención totalmente arbitraria: Sergi decidió irse cuando vio que la situación se complicaba y lo cogieron: es una cabeza de turco, le podía pasar al hijo de cualquier familia”, explicaba el hermano del joven, que pertenece los Castellers de Sants y es estudiante de cine y auxiliar de enfermería.

Bloqueo policial en los astilleros

La marcha ha avanzado en medio de un fuerte dispositivo policial hasta la avenida de las Drassanes, donde la advertencia de la intervención de los mozos ha hecho dividir la protesta. Los antidisturbios han puesto las máscaras, han pedido a la prensa que se quedara a un lado y han anunciado una carga. Algunos manifestantes han quemado contenedores, mientras el resto se movía por las calles del centro, donde había muchos turistas que miraban curiosos y hacían fotografías. Finalmente una parte de la gente ha podido reagruparse en plaza Sant Jaume, y los Mossos han concentrado una treintena de furgonetas en la calle Ferran. El otro foco de la protesta ha sido en la Rambla del Raval, donde se han levantado numerosas barricadas con contenedores encendidos y ha habido rotura de cristales. Un vehículo que era al lado de un contenedor también ha quedado quemado.

Un grupo de un centenar ha vuelto a la plaza Universidad y se dirigía hacia Santos cuando decenas de furgonetas les han rodeado a la Gran Vía, a la altura de la calle Rocafort y los han forzado a que se identificaran. La policía ha tomado imágenes de los retenidos con diferentes piezas de ropa antes de dejarlos marchar una vez habían dado sus datos. “Nos seguían una veintena de furgonetas por Gran Vía y de repente en Rocafort nos han cercado: los mozos han bajado y nos han acorralado hasta el chaflán de Rocafort.Después de un buen rato, nos han cogido a cada uno dos bocados, nos registraron las bolsas y si teníamos prendas nos las ponían para grabar con ellas, nos han grabado de arriba abajo y también nuestro DNI y nos han dejado marchar después de tenernos cercados más de cincuenta minutos “, explica Gabriel, uno de los jóvenes que han sido identificados.

La movilización-que ha reunido columnas de los barrios de Sants, Gràcia, Horta, Sant Andreu, Guinardó, Clot y también de ciudades del área metropolitana, como El Prat y Badia del Vallès-llenaba la calle de Urgell desde Sepúlveda hasta tocar del Paralelo. Con una densidad de dos manifestantes por metro cuadrado esto equivaldría a más de 20.000 personas. La manifestación ha transcurrido sin problemas desde la plaza Universidad hasta la Avenida de las Atarazanas, donde los Mossos habían desplegado un cordón y han impedido que la marcha continuara hacia la plaza Sant Jaume. La protesta se ha dispersado y un grupo ha conseguido llegar a Santiago, mientras otros avanzaban por la avenida de las Drassanes y la rambla del Raval. En la Gran Via, los Mossos han rodeado e identificado un grupo de un centenar de personas que, al final de la protesta, volvían hacia el barrio de Sants.


Fuente : http://directa.cat/


Can vies # Barcelona : Aldarulls en la manifestació

Miles de personas han secundado una marcha por el centro de Barcelona en protesta por el desalojo y derribo parcial del centro Can Vies del barrio de Sants.

La marcha se ha disuelto pasadas las 22.00 horas y, como en las noches anteriores, Ha habido importantes incidentes y represión policial. Tal y como se tenía previsto, varias marchas, con origen en diferentes puntos de la ciudad, ha confluido esta tarde a las 19.00 horas en la Plaça Universitat y desde allí han recorrido varias vías en los barrios del Paral·lel y del Raval, en una demostración de solidaridad con el colectivo que ha ocupado este edificio en los últimos 17 años.

La marcha ha accedido forma pacífica hasta la mitad de La Rambla cuando un amplio dispositivo de los Mossos d’Escuadra ha impedido que los manifestantes completasen el recorrido por paseo hasta Colón. La comitiva se ha desviado entonces por otras calles hacia la Avinguda de les Drassanes y la cercana Rambla del Raval. Tras la intervención policial y los enfrentamientos el saldo de esta nueva batalla callejera ha sido de al menos dos detenidos, que se suman a los más de 60 arrestados estos días.

Los organizadores calculan que han sido más de 20.000 personas las que se han sumado a la reivindicación a lo largo del recorrido, según han informado a través de Twitter.

La principal marcha tenía como punto de partida el propio centro social de Can Vies, donde a media tarde un grupo de castellers ha levantado un pilar en solidaridad y en el que esta mañana se ha hecho una reconstrucción simbólica. Luego, ya en la Plaça Universitat, se agregaron varios grupos de ciudadanos en contra del desalojo y derribo del edificio al grito de “Resistencia”. El volumen de la concentración obligó en ese momento a interrumpir brevemente el tráfico en el tramo de Gran Vía colindante a la plaza Universitat.

Los simpatizantes del centro social Can Vies, una alternativa social en Sants enraizada desde hace más de 17 años, quieren realizar con la manifestación de hoy una muestra de fuerza de apoyo a su actividad, y exigir la absolución de los detenidos, la dimisión del alcalde, Xavier Trias, y del concejal del distrito, Jordi Martí, y recuperar la autogestión del centro. En un gesto conciliador, el alcalde paró ayer el derribo del inmueble.


Fuente : http://www.lahaine.org/


Links relacionados

EL EFECTO CAN VIES

Solidaridad con Can Vies

La reconstrucción de Can Vies comienza con la retirada de cuarenta toneladas de escombros

Can Vies: La protesta violenta como única salida

El Ayuntamiento de Barcelona suspende el derribo de Can Vies

Disturbios en Barcelona por el desalojo y derrumbe del centro social Can Vies

Radio Malva -AUTOGESTION GIF 1 (4)

radio malva (50)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s