NICARAGUA :::: Carlos Fonseca :::Fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional

El 23 de Junio (1936) , se cumplió un año más del natalicio del Comandante Carlos Fonseca Amador. Fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional. Sí, ese partido satanizado por Estados Unidos en los años 80 por expropiar propiedades y bienes de sus nacionales y de aquellos cómplices del régimen sino-dinástico de los Somoza, que a pesar de ubicarse en América, era muy parecido a los desmanes de las dinastías chinas.

Que por finos en el arte de la porcelana, no quiere decir que el arte vaya acompañado de un progreso de las condiciones materiales de vida del humano. Muchas veces, como pasa con las prendas de ropa hoy en Bangladesh, su color, su brillo y su belleza según los cánones occidentales, no siempre demuestra que provengan de manos acostumbradas a la belleza y a la pureza, al contrario, proviene de los lugares que a causa de tantos químicos y tantas curtidoras de piel, sin el debido tratamiento del proceso industrial, por aumentar los costos de producción, ha creado uno de los sitios más contaminados del planeta.
Eso, sin mencionar los trabajadores que quedan soterrados en las fábricas del país en donde más de 60 millones de personas viven con menos de 1 euro al día. Sin embargo, a la administración norteamericana no le bastó con satanizar a todo un pueblo, ni bloquearle comercialmente con la ya vieja doctrina de James Madison de la «coerción pacífica», que con el tiempo se perfecciona de doctrina en doctrina, pasando por la «Doctrina Monroe», la reciente «Doctrina Petraeus» hasta llegar a «las legítimas defensas preventivas», es decir, atacar preventivamente lo que parece una amenaza, y luego, ya con los muertos esparcidos por las calles, alzar la bandera de la paz, mientras estridentemente se está enterrando a los muertos.
Una paz que no ha llegado ni a Irak, ni a Libia. Como no bastó con ello, emprendió una cruzada casi espiritual contra una población que hace 30 años, pudo haber sufrido el mismo dolor del filo de las espadas inscritas en las cruzadas del siglo XI. A pesar de ello, y aunque en principio no soy partícipe de la idea de indemnizar a las personas expropiadas con los Bonos de pagos por indemnización (BPIS), que desde el año 93 hasta la actualidad han desembolsado más de 1,000 millones de dólares de las arcas públicas para pagar lo que era legítimo al pueblo de Nicaragua. Y que hoy, andan pasando de mano en mano a través de los corredores de la nueva bolsa de valores de Nicaragua, que no son más que los nuevos tentáculos post-somocistas de intereses imperiales en la región.

Lo que Nicaragua decidió en 1979, fue recuperar su soberanía, sus medios de producción, su posibilidad, aún con maldición bíblica pecado-original de saciar el hambre con el sudor del trabajo, de poder dar un futuro mejor a aquellos que poco a poco ya se habían hastiado de ser literalmente hijos del maíz, de la tortilla y la sal. No obstante, esos cientos de millones que se han dejado de destinar a quienes lo producen, al pueblo trabajador, han demostrado un hecho que tiene que ser mencionado en este año más del natalicio del fundador del FSLN. El hecho de que la dignidad de un pequeño pueblo que nunca tuvo la grandeza de las civilizaciones antiguas, ni el redentor divino de los esclavos hebreos en Egipto, sigue intacta, sigue en pie. Sí, nuestra dignidad, a pesar del hambre y la pobreza que se observa en las calles, sigue intachable porque hemos pagado lo que dado el momento histórico consideramos justo realizar. La simple y nada ofensiva palabra de «Revolución». Esa palabra, que sin la profunda significancia histórica y humana que le dieron campesinos, mujeres, estudiantes y obreros, no nos hubiese liberado de la dialéctica histórica hegeliana del amo y el esclavo, de los intereses imperiales y neocoloniales en una de las zonas más pobres y más desiguales del mundo. Por eso, desde la dignidad, exijo a ese gran país que tiene la libertad por barras y por estrellas, que pague los 17,000 millones de dólares que su intervención militar y apoyo logístico en Nicaragua, causó. Siendo causa de la muerte de más de 38,000 personas y de la destrucción de hospitales, escuelas, puentes y redes eléctricas, más no de la dignidad que con cada dólar que devolvemos nos haremos más pobres, sí, pero orgullosos de esa pobreza, pues somos pobres pero de la noción de riqueza que ustedes han instaurado, no de la noción de riqueza que como sandinista y como hombre y mujer nuevos se debe construir. Ahora entiendo, por qué Mussolini le regaló un tanque a Somoza, por qué los israelíes le vendían las armas para que esas mismas armas fuesen descargadas sobre carne de inocentes. Todo eso lo hicieron, simplemente para borrar del imaginario esa llana palabra, que por alguna rebeldía providencial del abecedario formó lo que hoy conocemos como sandinista, y cuya dignidad sigue en pie y dispuesta para ser compartida y solidarizada con quién la desee para saldar su deuda con una humanidad cada vez más injusta y decadente. Gracias Comandante. Gracias por que a pesar que te hayan cortado las manos para llevarlas al pentágono, como también lo hicieron con el Che, «hoy, el amanecer dejó de ser una tentación.» Parafraseando a Neruda, gracias porque hemos aprendido que podrán cortar todas las manos, pero no detendrán que se cierren como puños. Canción  imagesjjh Radio M (1) RADIO MALVA 1 (7)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s