RADIOS COMUNITARIAS DEL MUNDO

RADIOS LIBRES Y COMUNITARIAS / un modelo para armar

1medioalt.jpg

Radio Malva , es una radio libre , comunitaria , que dia a día  pone en antena la EXPRESION DE UN de una Ciudad  que se conecta con un mundo  capaz de construir sus propios MEDIOS DE COMUNICACION  .

En la ciudad de Córdoba se realizó el “Segundo Taller Integral de Comunicación Radial” organizado por la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA).
El armado de transmisores y el intercambio de conocimientos para la gestión, producción y edición en radio fueron los ejes centrales del encuentro.
Alrededor de 80 colectivos, entre organizaciones estudiantiles, culturales, territoriales, feministas, sindicales, de Derechos Humanos, campesinas y  ambientalistas participaron del encuentro realizado del 6 al 13 de febrero en la ciudad de Córdoba.

Tras la primera experiencia realizada el año pasado en la ciudad  autónoma de Buenos Aires, Córdoba fue el centro geográfico donde se armaron 59 transmisores y se desarrollaron 12 talleres de capacitación, discusión e intercambio de conocimientos entre alrededor de 200 personas provenientes de varias provincias y de países vecinos como Brasil, Colombia y Paraguay.Los resultados fueron evaluados como muy “positivos” por organizadores y talleristas. La disputa por el 33 por ciento del espectro, la conformación de una agenda social  y la posibilidad de crear medios propios fueron algunos de los temas debatidos.Debates y cableadosUno de los ejes de la capacitación fue el armado de transmisores. “El año pasado se hizo el transmisor y se lo llevaba pero no se entendía bien como se usaba. Por eso, ahora se hizo integral con talleres de formación tanto desde lo político como desde lo técnico”, explicó Andrés, integrante de la RNMA y miembro del colectivoContrapunto, de Tucumán. transmisores.jpgLos transmisores permiten montar una emisora de radio cuya potencia puede ser modificada para ampliar el área de cobertura. El abanico de posibilidades, en este caso,  va de los 15 a los 150 watts. En ese sentido, las características geográficas y la cantidad de frecuencias en un mismo dial son otros de los determinantes para la amplitud y la posibilidad de aire de la radio.Para la mayoría de los asistentes es la primera vez que tienen la posibilidad de participar en el armado  de su material de trabajo. “Nadie hace su propio transmisor, sino que se hacen de manera colectiva, en diferentes mesas. Unos van haciendo un agujero, otros van soldando un cable. Es entre todos y todas que se hacen los transmisores y esto tiene una carga simbólica importante”, afirmó Matías de Indymedia Córdoba.Con respecto a los costos que conlleva la producción, desde la organización aclararon que “es autogestionado, y tanto la logística como el armado de talleres lo hacemos como militantes. El material se compró a muy bajo costo y se cubrió con la inscripción. El aluminio y las resinas para las antenas se compraron acá; los gabinetes y el ensamblado en el Impa, fabrica recuperada de Buenos  Aires”. La comunicación como necesidadJosé Fernández de Indymedia Córdoba participó en la logística que permitió que 150 personas se alojen, coman y cuenten con lugares adecuados para desarrollar las actividades. La evaluación que realiza a un día de la finalización fue muy positiva. “Se han superado los objetivo planteados. Estamos concluyendo el armado de 59 transmisores y la fase de proyección también. Hubo 15 mesas de trabajo durante una semana y unas 50 personas se llevarán sus transmisores”, estimó.“Hay radios que funcionan desde hace varios años, otras que hicieron el transmisor como “Zumba la Turba” o la “Quinta Pata” y muchos ya se han inscripto en el censo. Una parte de estas radios hacen un transmisor de más potencia. Creemos honestamente que se deben generar instancias para que los sectores populares no sean apagados por alguna instancia legal”, respondió ante la consulta de este medio sobre el marco legal existente. Fernández explicó que si bien hay una ley a la que no desconocen, se apoyan “en la  indiscutible necesidad de comunicación que esta por encima de lo legal. Acá no hay grupos económicos ni financieros. Seria fácil aplastar a una biblioteca popular que quiera tener su radio. El desafío es pensar como dejar que todos construyan su  instancia de comunicación”.Para Ernestinade la agencia de noticias y redacción AnRed “fueron días intensos, de mucho trabajo. Fui tallerista y fue muy emotivo conocer a muchos compañeros y compañeras de medios comunitarios de otras provincias”. Para la periodista lo más importante ha sido que “todos trabajaron sobre un proyecto pensado, discutido; de acá se llevan mucho material para seguir profundizando esa discusión. No es una capacitación formal, hubo traslado de conocimientos y personas que contaron sus historias”,evaluó.Mario “Manteca” Martínez,  es docente de nivel medio y secretario de prensa de la asociación gremial de docentes de Paraná. “Me parece que como gremio debemos tener nuestro  propio medio para decir lo nuestro sobre la educación y también sobre otros temas. Tengo la impresión de que somos muchos. La “otra” comunicación tiene sus propios intereses que se oponen a los nuestros. Si bien seguimos usando a esos medios como táctica qué mejor que tener nuestro propio medio”, sostuvo.Sobre la posibilidad real de concretar este propósito prefirió mantenerse “cauto”:  “Ni optimista ni pesimista; espero que sea una experiencia positiva no solo para los docentes sino para la comunidad de Paraná. Que la dirija el gremio pero abierta a la comunidad”.Formación colectiva y agenda propiatallergestion.jpgFabiana Arencibia integrante de la Red – Eco conversó con este medio sobre las actividades realizadas y los temas que surgieron de los debates para conformar una agenda del pueblo. “Hemos trabajado con una visión integral, desde la gestión, la constitución del grupo, las relaciones con la comunidad y el entorno, los roles, los contenidos, la estética ; y lo técnico que tiene que ver con la conexión del cableado, las radios por Internet, la radio abierta y la radio en estudio”, relató.

La capacitación de cinco días incluyó el aprendizaje de nociones básicas que les permitan a los asistentes montar una radio y poner al aire una programación. Todo se llevó a la práctica y cada grupo hizo programas de diez minutos que fueron transmitidos por la red.Arencibiaseñaló que “varios compañeros se han dado cuenta de que no hay que tener mucho dinero para tener una radio” y aclaró que la decisión de hacerlo en muchos casos va asociado a un proyecto político no necesariamente partidario.“Hay compañeros que han venido desde diferentes colectivos y todos tienen un tipo de participación política. No ha venido gente suelta a ver qué pasa, es un proceso de distintos espacios y eso posibilitó la riqueza de los debates”, expresó.Quedó claro que el lugar geográfico y la comunidad  definen las temáticas de la agenda social. “Mientras trabajaban  en grupo se hizo una tarea de mapeo. Las dinámicas de trabajo fueron regionales. La gente de Mendoza, San Juan, Catamarca y La Rioja trabajaron juntas, lo mismo que el litoral y las grandes urbes como  Buenos Aires y Córdoba. Y se vio que la radio tiene que ver con el lugar donde se asienta y ese mapeo sirvió para trabajar las problemáticas”, analizó.No es casual que los temas que surgieron como cruciales fueran los bienes comunes, la minería, el agua; el gatillo fácil, la desocupación, el paco, las drogas, la propiedad de la  tierra, el avance de la frontera sojera entre otros. Dentro de las presencias que aun buscan respuesta y un lugar de visibilidad y de voz estuvo presente la lucha de la madre de Luciano Arruga, el adolescente que aun se encuentra desaparecido.Reymundo, miembro de la Cooperativa “La Esperanza”, Santiago del Estero, opinó sobre las necesidades de pensar y hacer desde sus propios deseos y realidades rurales:“Como organización social, venimos haciendo cosas desde hace mucho tiempo. No hay otras radios por la región. Para nosotros es prioritario comunicar porque el Estado trata de educar para lo urbano y nosotros creemos que hay que educar para lo rural”, consideró.Ley de Medios

“En el marco de la nueva ley (de servicios audiovisuales)se abren otras posibilidades, acá se están llevando 59 transmisores hechos. Eso significa, nuevas radios o más potencia para las que ya existen y con la posibilidad de que se incorporen a la red. Contamos con 17 colectivos, 10 en la provincia de Buenos Aires  y siete en el resto del país. Que se sumen de todas las provincias, fortalece. Además de radios están la gráfica y una agencia de noticias. Hay que abrir varios frentes”, analizó Andrés desde la RNMA de TucumánEn relación a la Ley  puntualizó que “aun está en veremos y todavía no nos influye a todos los colectivos sino a quienes están armando proyectos audiovisuales que son muy pocos”, consideró. Además dejó entrever que la disputa por el tercio que corresponderá a las organizaciones sin fines de lucro será compleja porque actualmente existen emisoras que cuentan con personería jurídica y otros requisitos.Otro punto en cuestión es el censo realizado el año pasado donde muchos colectivos quedaron afuera por no reunir los requisitos en ese momento. Por eso solicitaron que haya un registro nuevo o complementario.Otras de las problemáticas, advirtieron, serán las frecuencias en el dial y la política de subvenciones que aún no está explicitada. “De hecho, los medios alternativos no figuran en la ley. Entonces, habrá que pelearla”, afirmaron.Desde el Frente Popular Darío Santillán de La Plata, Mariano agregó que “consideramos que la ley, como tantas otras leyes, es necesario disputarla y hacerla valer. Los medios comunitarios, en este caso alternativos, históricamente combatimos la desinformación de los multimedios. La ley nos permite tener un pequeño margen legal pero tenemos que hacerlo real”, razonó.En esa línea de análisis argumentó que “como medios comunitarios tenemos que disputar ese 33 por ciento. ¿De que forma?  Haciendo transmisores y armando más radios. Si tenemos cinco, nunca vamos a poder concretarlo. Entonces, le decimos al Estado que está bien que haya una ley; es una lucha que históricamente venimos luchando y que hoy nos permite avanzar. Pero solo será un avance si la disputamos, si armamos mas radios, si la hacemos “, precisó.Carlos, de  Radio “La Negra” y de la agencia de noticias “Prensa del pueblo”, de El Bolsón dio a conocer la realidad de la zona. En esa ciudad sureña de 50 mil habitantes además de ellos está la FM Alas que brinda cobertura a toda la zona que incluye a  pueblos aledaños como El Hoyo, Lago Puelo y Cuesta del Ternero que cuentan con emisoras FM.También consideró el tema del espectro del 33 por ciento, las cuestiones comerciales y puso en debate la significación de lo alternativo.“Nosotros planteamos  que hay que avanzar en la discusión ideológica y política de lo alternativo. Incluso, nosotros nos definimos como una radio libertaria  o sonidos populares. Bueno, redefinir todo esto, qué significa, como se transforma en los sonidos”, amplió.Asimismo destacó que no se trata solo de proyectos de comunicación sino de organizaciones sociales que buscan “empoderarse” a través de la comunicación. “Nosotros luchamos por el cambio social.  Así como tenemos una disputa con la comunicación, la tenemos con la salud, con la educación y  con el alimento a partir de los comedores”, señaló.Comunicación para la organizaciónSantiago, participó en algunos de los talleres de formación. En ese sentido rescató la “experiencia de intercambio no formal” porque les permite “aprender de la práctica, mejorar las habilidades y sustentar ese compromiso para encarar la comunicación”.tallerorganizacionroles.jpgForma parte del programa “El bastión Murguero”, que se emite por Radio Revés, en Córdoba. “Apuntamos a difundir las actividades de las murgas y de la cultura popular nuestra y de otros lugares del mundo. Qué significa ser artista callejero, la importancia de apropiarse del espacio y militamos por una cultura inclusiva y para todos. Y ahora que hemos recuperado el carnaval hay actividad para rato”, sostuvo.Desde la costa atlántica, Santa Teresita, llegaron Jorge, Beatriz y  Mariana. “Soy estudiante en un bachillerato para adultos  y una de las materias se llama medios de comunicación. Es la primera vez que participo en un encuentro de este tipo y no tenía experiencia en esto de los medios. Y me animé, y tomé coraje y hablé, algo que me cuesta hacer. Fue en una FM en barrio San Vicente. Conocí lo que es una radio y los roles y a mi me  tocó contar una experiencia donde narré el secuestro de Luis Gerez”, compartió muy contento Jorge.En el mismo grupo de debate se encuentra Belén, una joven de la zona sur de Buenos Aires. Junto a otros compañeros del Frente de Organizaciones en Lucha trabajan en una FM. Vinieron a compartir experiencias con personas de otros lugares y de Córdoba la provincia anfitriona. Nunca pensaron que tendrían una lección especial. Dos miembros del grupo, varones, jóvenes, con “gorrita”, fueron detenidos a plena luz del día.    “Hemos notado que acá la policía y las personas naturalizan el abuso policial. A dos compañeros de nuestra organización los llevaron porque tenían una gorrita y querían hacerles una causa por consumo de alcohol, cuando no fue así. En Capital, la policía es molesta pero no tanto como acá. No te para dos por tres”, se quejó Belén.Andres Drebs, deIndymedia Brasil, manifestó que vino motivado por la construcción de transmisores. “En mi país hemos tenido talleres pero de mini transmisores que son chiquitos, formados por 10 a 15 componentes y plaquetas alimentadas por baterías de 9 voltios que alcanzan una radiofrecuencia de 15 metros.  No hay potencia ni un  buen equipo para utilizar”, detalló.Comentó que en Brasil la legislación es restrictiva y los equipos costosos, por lo tanto no están al alcance de todos.  “Esto –refiriéndose a los talleres- para  mi es revolucionario: poder ver 59 transmisores hechos comunitariamente, a bajo costo, y con conocimientos que generalmente están concentrados en los técnicos. Creo que esta experiencia se debería extender. Esto  muestra que podemos”, definió.Contó también que en su tierra existe una red de radios libres. “Las llamamos radios libres,  porque las comunitarias son  muy restrictivas. Es muy difícil conseguir una licencia y si la consigues tienes limitación de alcances, de potencia y de contenidos”, aclaró. Actualmente el movimiento de radios libres discute sobre una futura “reforma agraria del aire”.Andalgalá tendrá una radio comunitaria Hace doce años que los vecinos de Andalgalá vienen resistiendo al saqueo y la contaminación producida por la megaminería metalífera en manos de la Minera Bajo La Alumbrera propiedad de la multinacional anglo-suiza Xstrata.antenas.jpg“La asamblea El Algarrobo es un gran abanico de la sociedad andalgalense”, definió. Entre los múltiples objetivos y actividades que desarrollan el tema de la comunicación es central para difundir la problemática.“Allá todas las radios son comerciales y reciben dineros de las empresas mineras y de los gobiernos nacional y provincial. Entonces queremos demostrar que hay otra forma de hacer radio, que hay opciones para que no se  oculte, disfrace, ni mienta con la información de lo que nos pasa todos los días”, opinó.  La instalación avanza. Cuentan con el espacio físico y están instalando la antena.

“Queremos tener una radio porque nuestras voces no tienen un lugar para ser escuchadas. Las mineras han coartado todos los medios de difusión masiva. Los medios provinciales han sido cooptados y difaman a nuestros compañeros, mienten, y en vez de informar desinforman. Queremos decir nuestra voz y nuestra verdad  y plantearle a la sociedad  lo que estamos viviendo. Que no solo se escuchen las campanas del monopolio sino otras”, explicó Ruth de la asamblea El Algarrobo. “Como asamblea hemos  nacido para frenar la destrucción del pueblo porque el emprendimiento Yamana Gold está ubicado en las fuente que da el agua al pueblo”, comenta. Se trata del  proyecto Agua Rica  -ahora suspendido- fuertemente resistido por los catamarqueños precisamente porque su instalación afectaría las vertientes del Río Andalgalá y pondría en riesgo la vida de la región.El emprendimiento, tres veces más grande que Bajo La Alumbrera, necesita de un consumo diario de agua pura no inferior a los 100.000.000 de litros según denuncia una carta abierta enviada por los vecinos al embajador de Canadá.“Vine para aprender y poder formar a mis compañeros que no pudieron asistir ahora y mas que nada para formarnos como medio comunitario, para entender como se maneja la parte interna, la política del medio, la financiación y plantearlo en el equipo que tenemos allá”, concluyó.Los organizadores agradecieron especialmente a los sindicatos de ATE y AMMAR, al Movimiento de Base de Agronomía y al Movimiento Campesino, que prestaron sus sedes para alojar a un importante grupo de asistentes.También a la secretaría de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de Córdoba, que cedió el subsuelo del Pabellón Argentina para el cursado, a Casa Caracol y al Movimiento Teresa Rodríguez. Más información sobre el tema en la RNMA Fotografías Indymedia Córdoba.


Fuente : http://www.rnma.org.ar/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s